El consejero de Banco Central Europeo (BCE), José Manuel González-Páramo, advirtió que las amenazas inflacionistas de la zona del euro se han reforzado en los últimos meses, lo que es motivo significativo de preocupación. En unas conferencias organizadas por Caja Madrid, reiteró que el BCE está determinado a anclar las expectativas de inflación y que la política monetaria debe continuar centrada en la estabilidad de precios. González-Páramo, que también advirtió de riesgos bajistas para el crecimiento de la zona del euro, indicó que la subida de los tipos de interés abordada la semana pasada por el BCE tuvo la principal finalidad de evitar efectos secundarios derivados de los precios.