Goldman Sachs he mejorado su recomendación sobre Vueling hasta neutral desde vender. En lo que llevamos de año, la aerolínea de bajo coste catalana ha caído cerca de un 60% en bolsa.