Las empresas estadounidenses siguen montadas en el caballo de la bonanza rumbo a la recuperación pero los inversores tienen la mosca detrás de la oreja y no se animan a entrar hoy en Wall Street. ¿Quién es el principal culpable de este miedo? La banca, encabezada por Goldman Sachs. Así todo, el Dow Jones cede un 0,14% hasta los 11.189 puntos, el Nasdaq un 0,41% y el S&P 500 un 0,18%. En el mercado de divisas, el euro sigue perdiendo fuelle frente al billete verde. La moneda única se cotiza a 1,32 dólares. En el mercado de materias primas, el barril de petróleo sube a los 87,12 dólares.
 
Esta sesión han desfilado por la pasarela de resultados verdaderas compañías top model. Comenzando por Ford, que ha presentado unas cuentas saneadas, saliendo de los números rojos en el primer trimestre del año tras facturar 2.100 millones de dólares, frente a las pérdidas de 2.100 millones de un año antes. Además, las ventas de vehículos del fabricante de coches entre enero y marzo se situaron en 1,25 millones de unidades o, lo que es lo mismo, una subida del 27% si se compara con las 986.000 unidades entregadas en 2009. Aún así, todo esto no ha sido suficiente para atraer los inversores y el valor hoy cae un 3,18%.

3M tampoco se ha quedado atrás. El fabricante de los famosos Post-it multiplicó por 79 sus ganancias del primer trimestre de 2010 hasta los 930 millones de dólares, cifras que han gustado en el mercado, pues la acción se alza un 2,06%.

En el sector bancario, CIT Group demostró este martes haber ganado 97,3 millones, o 49 centavos por acción, durante el primer trimestre, sumándose a la lista de entidades de su sector que han salido de las pérdidas este año. Hoy el valor sube un 2,51%.

Pero, a pesar de estas cuentas, en el mercado hoy pesa y mucho la comparecencia de siete ejecutivos de Goldman Sachs ante el Senado para explicar si antepusieron sus propios intereses a los de los clientes. Estas acusaciones, de confirmarse, podrían pintar un panorama feo en el sector financiero, si bien, ya tiene una batalla ganada: ayer se desestimó en el Senado la reforma de los mercados financieros. El gobierno no consigue que le apoyen en su intención de apretar el cinturón a las financieras.

En el apartado macro, el índice de precios S&P/Case-Shiller reflejan una subida de los precios de las viviendas en EE.UU. durante el mes de febrero, la primera alza desde hace 3 años.