El consejero delegado de BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, ha afirmado que “BBVA es uno de los bancos que va a salir más fortalecido de esta crisis”. Además, señala que en el futuro el banco seguirá marcando diferencias apoyándose en tres palancas: su posición de partida diferencial, un fuerte y diversificado posicionamiento corporativo y un innovador modelo de negocio, que responde a los cambios del entorno. “En BBVA, convertimos las tendencias en oportunidades de negocio y desarrollamos un modelo diferencial adaptado a los cambios del cliente y apalancado en las nuevas tecnologías de la información”, ha subrayado Goirigolzarri durante su intervención en el XV Encuentro del Sector Financiero, organizado por Deloitte y ABC en Madrid.
Goirigolzarri ha apuntado a la crisis de liquidez y de crédito y al menor crecimiento global como las causas que han originado un entorno más complejo al de años anteriores. Consecuencia de ello, los bancos verán afectados tanto su cuenta de resultados y balance, como su forma de enfocar el negocio. Por ello, ha asegurado que “ha llegado la hora de los bancos fuertes y bien gestionados, que cuentan con modelos de negocio centrados en el cliente”. El consejero delegado ha recordado la excelente posición de partida y recursos de la entidad, el sólido posicionamiento corporativo -con una estricta disciplina financiera- su modelo de negocio adaptado a los nuevos clientes. Además ha puesto énfasis en las tecnologías de la información como piedra angular y elemento diferenciador.