El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, aseguró hoy que los bancos colaborarán con la medida del Gobierno para que las familias con dificultades para afrontar su hipoteca puedan ampliar el plazo de las mismas, pero sin especificar quién asumirá los costes. En declaraciones a los periodistas tras su intervención en el XV Encuentro del Sector Financiero, organizado por Deloitte y ABC, Martín aseguró que la banca ya está alargando plazos a quien lo necesite. En este sentido, dijo que ni a los bancos les interesa quedarse con vivienda ni a las familias perderlas, por lo que si en momentos de crisis, la solución es ampliar el plazo, la banca lo hará "en beneficio propio" y "porque no hay interés en perder clientes".
Así, incidió en que la banca no se va a oponer a cualquier cosa que facilite gestionar un problema que pueden tener, no por ser familias, sino por ser acreditados que se merecen tratamiento específico. En cuanto a quien asumirá los costes de una ampliación del plazo, Martín dijo que si la banca tiene que asumirlos, normalmente los asume o hace reestructuración del crédito, pero "nunca empeora las condiciones a las familias".