General Motors desveló el viernes que ha devuelto otros 200 millones del préstamo puente concedido este año por el Estado alemán para su filial Adam Opel GmbH y confirmó su intención de reembolsar los 400 millones restantes a finales de este mes. GM se ha servido de 900 millones de ayudas estatales de Alemania, que recibió en mayo para mantener Opel a flote dado que la matriz estaba a abocada a la quiebra. El fabricante de automóviles estadounidense ahora prepara la devolución de los fondos estatales tras la decisión de la semana pasada de abandonar la venta de Opel.