La compañía de cloud computing que cotiza en el MAB obtuvo unas pérdidas de 412.758 euros en el periodo y superó sus previsiones de EBITDA para todo el año solo en el tercer trimestre.

Las ventas brutas de la firma alcanzaron a finales de septiembre los 5,09 millones de euros, un 23% más que en el mismo periodo del año anterior.

El importe neto de la cifra de negocios fue de 4,38 millones de euros, un 24,4% más que un año antes, a pesar de que los datos reflejan un impacto negativo por el efecto de la divisa.

En una nota, la compañía explica que “el dólar se depreció casi un 8% de media en el tercer trimestre, provocando que la facturación y el importe neto de la cifra de negocios que hasta junio habían estado por encima de las previsiones, quedaran ligeramente por debajo de lo presupuestado para los primeros nueve meses del año (un 3,3% y un 1,1%, respectivamente), explican en la empresa.

Señalan en la entidad que el EBITDA ha continuado creciendo, hasta situarse en 329.000 euros desde enero, frente a los 14.000 euros negativos previstos. “Tras varios trimestres de fuerte crecimiento se afianza la tendencia de mejora de rentabildiad de la compañía”, señalan en la compañía.

A finales de septiembre, la empresa contaba con 3.601, una cota que ha superado por primera vez en su historia.

Gigas Hosting señala que “la compañía continúa creciendo a buen ritmo tanto en España como en Latinoamérica, utilizando su fuerza de ventas directa y también su creciente número de partners, a pesar de que la estacionalidad que normalmente se registra durante el tercer trimestre del año ralentiza el ritmo de crecimiento de las ventas”, apuntan en la empresa.

Previsiones

Reconoce la empresa que a cierre del tercer trimestre está “ligeramente” por debajo de las ventas previstas para el periodo debido al efecto de la depreciación del dólar frente al euro. Eso sí, supera con creces las previsiones de EBITDA por la optimización de costes y la mejora del margen bruto.

En este entorno, la empresa comunica que “espera acabar el año algo por debajo de la facturación ac lientes e importe neto de la cifra de negocios, previsiblemente en el entorno o ligeramente menor a los 7 millones de euros y 6 millones de euros, respectivamente, lo que supondría una desviación de entre un 4% de un 6% sobre las cifras incluidas en el presupuesto”.

En cuanto al EBITDA espera alcanzar la cifra de 260.000 euros en el cuarto trimestre, una cifra un 16% superior a la previsión de marzo. Eso sí, excluyendo posibles costes relacionados “cocn transacciones corporativas y crecimiento inorgánico”.  Señalan en la empresa que el EBITDA para todo el ejercicio se acercaría a 600.000 euros, muy por encima de la previsión de 210.000 euros. Esto  implicaría una mejora de un 180% sobre la cantidad estimada inicialmente.

La sociedad señala que se trata de “unos resultados muy positivos, que ponen a la compañía en una buena posición de partida de cara a 2018, donde se espera continuar aumentando la facturación a un rimto de alrededor de un 25%, continuar incrementando EBITDA y entrar en beneficio neto positivo y empezar a genera caja”.

gigas