El grupo automovilístico estadounidense ha decidido rechazar la propuesta de la china Beijing Automotive Industry Corporation (BAIC) por su filial Opel, y seguir negociando al respecto con la compañía canadiense Magna y con la sociedad belga RHJ International.