El grupo automovilístico estadounidense General Motors dispone de liquidez suficiente para seguir adelante con sus operaciones durante el mes de marzo, sin necesidad de recurrir a más fondos públicos, anunció hoy el vicepresidente y director financiero de la corporación, Ray Young. De esta forma, General Motors da marcha atrás a la solicitud de fondos por importe de 2.000 millones de dólares (1.565 millones de euros al cambio actual) que había presentado ante el grupo de trabajo que controla las ayudas oficiales a los fabricantes de automóviles. Young explicó que esta situación pone de manifiesto que General Motors está acelerando sus programas de reducción de costes, así como loa aplazamientos en gastos que habían sido anticipados previamente en los meses de enero y febrero.