General Mills registró una ganancia neta de US$390,5 millones, o US$1,14 por acción, durante el segundo trimestre fiscal, un aumento frente al beneficio de US$385,4 millones, o US$1,08 por acción, en el mismo período del año anterior. La compañía señaló que el incremento se debió en parte a un aumento del 12% que registraron las ventas de su división de refrigerios. Según una encuesta de Thomson Financial, los analistas en Wall Street esperaban, en promedio, que la compañía anunciara una ganancia trimestral de US$1,13 por acción. El fabricante de alimentos con sede en Minneapolis indicó que sus ventas trimestrales al 25 de noviembre ascendieron a US$3.700 millones, frente a los US$3.470 millones de un año antes.