El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, admitió la posibilidad de nuevos despidos en la industria bancaria y automotriz, pero aclaró que la medida solo se tomaría si fortalece a las empresas y a la economía en general. "Cuando el Gobierno ha tenido que tomar una medida excepcional, el Gobierno ha venido y cambiado la administración para que las firmas puedan resurgir con mayor fortaleza", señaló a la cadena de televisión NBC. Posteriormente, en una entrevista para la cadena CBS, Geithner confirmó que el Gobierno mantiene abierta la posibilidad de forzar la renuncia de algún director ejecutivo de las empresas que han recibido asistencia federal.