El pago a los accionistas se desarrolla en dos fases, una de ellas ya realizada en el mes de enero y en la que se repartieron 324.458 millones de euros. Mientras, en la segunda etapa, los inversores de GNF podrán optar al denominado scrip dividend.

 
Ya se conocía, aunque lo ha anunciado oficialmente el consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafal Villaseca, durante la rueda de prensa de presentación de resultados correspondientes al 2010. Según esta fórmula, los accionistas tendrán la opción de adquirir acciones ordinarias de la compañía por un valor de mercado de referencia máxima de algo más de 412 millones de euros. “El accionista podrá cobrar ese dividendo en cash o tener acciones a su libre elección en unas condiciones ventajosas”, como señalaba Villaseca durante su intervención.

En cualquier caso, Villaseca descarta que el litigio que en estos momentos mantiene con la suministradora de gas argelino Sonatrach guarde relación con una posible entrada o salida de accionistas de la compañía. A este respecto, el consejero delegado de Gas Natural Fenosa ha evitado por todos los medios cifrar la cantidad exacta de provisiones destinada a cubrir las posibles repercusiones del conflicto con Sonatrach, aunque ha señalado que “desde el año 2007 se han destinado provisiones recurrentes, a lo que se suma otra provisión extraordinaria al cierre de 2010”. No obstante, Villaseca no niega la repercusión que estas provisiones ha tenido sobre el beneficio neto de la compañía el pasado ejercicio con un crecimiento casi plano del 0,5%, hasta los 1.201 millones de euros. El EBITDA, sin embargo, subió por encima de la barrera del 14%, alcanzando los 4.447 millones de euros.

Y como previsión de cara a 2011, Rafael Villaseca cifra el crecimiento del "mercado del gas y la electricidad alrededor del 1% en España, los negocios regulados y cuasi regulados en la franja del 3% al 5% y en lo relativo al pool superior al 50%".