Baker Hughes registró una ganancia de 84 millones de dólares, ó  27 centavos por acción, durante el cuarto trimestre, una disminución del 81% frente al beneficio de 432 millones de dólares, ó 1,41 dólares por acción, del mismo período del año anterior. El periodo más reciente incluyó 16 centavos por acción en gastos relacionados con una reestructuración. La empresa atribuyó el resultado a la demanda débil en América del Norte, aunque la empresa de servicios para yacimientos petroleros registró más señales de una estabilización frente al trimestre anterior, y los resultados superaron las expectativas de los analistas.