Los contratos de futuros sobre los principales índices bursátiles de Estados Unidos revirtieron su rumbo y subían el miércoles tras la publicación de un informe que mostró que los precios al consumidor, salvo los alimentos y la gasolina, no están aumentando a un ritmo acelerado. Los futuros sobre el índice S&P 500 subían 6 puntos a 1411, luego de haber caído levemente antes del informe, y los del Nasdaq 100 ascendían 9 puntos a 2015. Por su parte, los futuros sobre el Promedio Industrial Dow Jones escalaban 49 puntos a 12875.
El Departamento de Trabajo informó el miércoles que el índice de precios al consumidor ascendió un 0,2% el mes pasado, tras aumentar un 0,3% en marzo. El índice básico -que excluye los alimentos y la energía- subió un 0,1%, luego de ascender un 0,2% en marzo. Los economistas en Wall Street esperaban un aumento del 0,2% en el índice general y en el básico. Sobre una base interanual, los precios al consumidor registraron un alza del 3,9%, una leve baja frente a la tasa de marzo. Por su parte, el índice básico registró un ascenso del 2,3% en relación con abril del 2007. Durante los últimos tres meses, la tasa de inflación básica ascendió sólo a una tasa anual del 1,2%. "Creo que cada vez que se tenga una baja lectura de inflación el mercado va a sentir cierta comodidad", dijo David Resler, economista jefe de mercados de Nomura Securities. "Considero que la tasa básica, que no ha mostrado signos de aceleración, es en sí misma un hecho muy impresionante e importante"