La Bolsa de Nueva York cerró al alza el miércoles, positivamente sorprendida por un incremento moderado de la inflación en abril, pese a la disparada de los precios de la energía y los alimentos. El Dow Jones ganó 0,52% y el Nasdaq 0,06%. El Dow Jones Industrial Average (DJIA) aumentó 66,20 puntos a 12.898,38 unidades, según cifras definitivas de cierre, y el índice de alto componente tecnológico Nasdaq subió 1,58 puntos a 2.496,70 unidades. El índice ampliado Standard and Poor's 500 avanzó 5,62 puntos a 1.408,66 unidades (+0,40%).
Tras temer hasta ahora un salto de la inflación como consecuencia de la disparada de los precios del crudo y los productos alimentarios, 'los inversores se alegraron con el control de la inflación', subrayó Al Goldman, analista de la casa Wachovia Securities. Los precios al consumo, una de las medidas de la inflación, aumentaron un 0,2% en abril, contra un incremento del 0,3% esperado, la subida más débil desde febrero. Estos indicadores eran muy esperados porque los inversores temían que la disparada de los precios de la energía y de la alimentación afectaran el consumo, que representa más de dos tercios del crecimiento estadounidense. Además, el banco central (Fed) estadounidense había dado a entender en su última reunión que podría hacer una pausa en su ciclo de reducción de tipos de interés, por temor a que se disparara la inflación. Pero según Lindsey Piegza (FTN Financial), estas 'buenas' cifras 'no reflejan realmente el alza de los precios de la gasolina en los surtidores'. 'La inflación no puede haber permanecido estable con un barril de crudo a más de 125 dólares. Estas cifras están algo desconectadas de la realidad', afirmó.