Freddie Mac elevó sus pérdidas netas de 133 a 151 millones de dólares en el primer trimestre del año ante el deterioro del mercado hipotecario residencial en EEUU, aunque los números rojos no son tan altos como esperaba el mercado. La pérdida neta por acción fue de 66 centavos, casi el doble de los 35 que perdió un año antes, pero sensiblemente mejor que la pérdida de 92 centavos que vaticinaban de media los analistas consultados por Thomson Financial.
El segundo comprador de hipotecas del país ha comunicado, además, que espera captar nuevo capital por 5.500 millones de dólares.