El Gobierno francés podría verse forzado a lanzar un nuevo plan de garantías sobre los activos tóxicos del banco de inversión Natixis, según señalan los analistas. A fecha 31 de marzo, Natixis acumulaba 33.700 millones de euros en activos tóxicos.