El operador de telefonía francés France Télécom anunció hoy un beneficio neto de 6.300 millones de euros en 2007, frente a los 4.139 millones del ejercicio anterior. Los resultados incluyen algunos elementos no recurrentes, tales como las plusvalías de cesiones de activos, que fueron inferiores en 2007 al año anterior, la pérdida de valor de las diferencias de adquisición y ciertos impuestos retrasados, indicó el grupo en un comunicado.France Télécom facturó 52.959 millones de euros el año pasado, un 2,4% más que en 2006, un aumento que se produjo en todos los "mercados maduros" de Europa, como Francia, el Reino Unido o España y en los mercados con fuerte potencial de crecimiento.En el cuarto trimestre del año la facturación alcanzó los 13.539 millones de euros, un 2,1% superior.Superan los compromisos adquiridos
El presidente de la empresa, Didier Lombard, afirmó que los resultados "superan los compromisos adquiridos" por el grupo, incluida la reducción de la deuda, expresados en el plan NExT, que persigue "convertir al operador en un referente en Europa"."Podemos proponer a la asamblea general de accionistas el pago de un dividendo de 1,30 euros por acción y estudiar un aumento de nuestra tasa de distribución en los años próximos", indicó.Más inversión en mercados emergentesLa empresa invirtió en el pasado ejercicio 6.979 millones de euros, un 3,7% más, centrados sobre todo en los mercados emergentes y en el desarrollo de servicios de telefonía móvil.En los mercados maduros, el descenso de la inversión en redes de móviles, tras el esfuerzo de los últimos años, se ha visto compensado con el aumento de las compras en los servicios de internet de banda ancha, sobre todo en Francia y Polonia.Con estos resultados, la deuda de France Télécom se eleva a 37.980 millones de euros, frente a los 42.017 millones de un año antes.El resultado bruto operativo se elevó a 19.116 millones de euros, un 3,1% más, mientras que el resultado de explotación fue de 10.799 millones, frente a los 6.988 millones de 2006.Para el presente año, France Télécom se ha fijado como objetivo generar una tesorería orgánica superior a los 7.800 millones de euros en un contexto favorable.