El ministro de Fomento, José Blanco, ha asegurado hoy que el 30% de las operaciones aéreas canceladas o retrasadas ayer en el aeropuerto de Barajas se debieron a distintos problemas en las ciudades de origen o destino de los vuelos. Blanco, que comparecerá a petición propia ante el Congreso de los Diputados el próximo 29 de diciembre para explicar el operativo puesto en marcha por el temporal y las incidencias que se produjeron, considera que algunos de los problemas que sufrieron los usuarios "no son imputables" al departamento que dirige, como la nieve o las placas de hielo que se acumularon sobre las pistas de aterrizaje y despegue a consecuencia del temporal.