La llegada de una sólida recuperación económica en Estados Unidos probablemente demore un año, de modo que la Reserva Federal no tendrá que subir las tasas de interés en un futuro inmediato, señalaron el lunes funcionarios del Fondo Monetario Internacional.  Un nuevo informe del FMI proyecta que la economía estadounidense se expandirá en un 0,75% durante 2010 después de una contracción del 2,5% este año, una proyección levemente más positiva que la entregada en abril. Si bien una amplia recuperación debería ser evidente para mediados de 2010, hasta entonces "va a ser lenta", declaró el subdirector gerente del FMI, John Lipsky, durante una conferencia para discutir el informe.  La inflación probablemente se mantendrá bajo control, con una caída del 0,5% en el índice de precios al consumidor este año, antes de subir aproximadamente al 1% el año próximo, según el informe. Funcionarios del FMI dijeron que la combinación de crecimiento lento y baja inflación otorga al banco central estadounidense bastante libertad para mantener por ahora sin cambios las tasas de interés.