Continúa el impulso al alza que comenzó a la altura del primer nivel de apoyo, 2,72, y el precio se aproxima a la zona de resistencia comprendida entre 3,03 y 3,04.
De esta forma la acción es de las pocas compañías que se escapan al mal comportamiento relativo desde que comenzó el mes de mayo, mejorando su estructura técnica; la serie de precios conserva mínimos crecientes y las medias móviles simples de largo plazo cruzadas al alza.

Tendencia alcista en precio que viene acompañada por un volumen creciente (ver índice de volumen positivo en la ventana inferior) que le incorpora fiabilidad. En estas condiciones, acompañar al precio a favor de una ruptura no parece algo descabellado debido a que no existe una sobrecompra excesiva y, además, la recompensa merece el riesgo debido a que las siguientes resistencias se encuentran alejadas, 3,49 / 3,69. La directriz alcista secundaria nos puede servir de referencia para acompañar una posible ruptura.

Fluidra en gráfico diario