La agencia de calificación crediticia Fitch ha rebajado el 'rating' de fortaleza financiera de CIFG Guaranty y sus filiales al nivel 'CCC', lo que sitúa en grado especulativo de calidad muy pobre la calificación de la aseguradora de bonos propiedad de las entidades francesas Caisse Nationale des Caisses d'Epargne Prévoyance (CNCEP) y Banque Federale des Banques Populaires (BFBP). Estas entidades también controlan el banco de inversión galo Natixis, que a su vez posee un 3% de Iberdrola y un 5,3% de Colonial. La agencia de 'rating' apuntó que esta rebaja de calificación se debe en parte a las recientes conversaciones que ha mantenido con los gestores de la aseguradora en las que la entidad ha reconocido que podría encontrarse en un "mayor riesgo" de incumplir los requisitos de capitalización si las provisiones por pérdidas de la empresa se incrementasen en el futuro, lo que podría desencadenar que los reguladores llevaráb a cabo un procedimiento de insolvencia.