Y después de pasar la guadaña por el rating de España, Fitch no se corta y también rebaja hoy la calificación crediticia de varias utilities españolas.

En concreto, la agencia de calificación ha llevado a cabo las siguientes rebajas:

- Enagás: rebaja de calificación a su deuda senior de largo plazo a ‘A-‘ con perspectiva negativa, desde ‘A+’. Recorte de la nota de la deuda a corto plazo a ‘F2’ desde ‘F1’.

- Red Eléctrica: rebaja de califiación de la deuda senior de largo plazo a ‘A-‘ desde ‘A’, situando su Outlook en negativo. Rebaja de la deuda a corto plazo a ‘F2’ desde ‘F1’.

- Iberdrola: rebaja de la deuda senior a A-‘ desde ‘A’.

- Repsol: ha rebajado un escalón el rating de la petrolera, que pasa de 'BBB' a 'BBB-', con lo que queda a sólo un peldaño del grado de especulación, conocido como 'bono basura'. Fitch entiende que Repsol no percibirá del Gobierno argentino ninguna indemnización en efectivo por la expropiación de YPF ni a corto ni a medio plazo, y tampoco recuperará el dinero prestado al grupo Petersen para que comprara el 25% de YPF hace unos años.