Fitch Ratings afirmó hoy que la perspectiva 'negativa' sobre la calificación crediticia 'B' de Cableuropa, matriz de ONO, sigue reflejando el riesgo de la refinanciación de la deuda a corto plazo de la compañía. La agencia de calificación crediticia afirmó que el 'cash' disponible de la compañía a finales del tercer trimestre de 239 millones de euros es suficiente para hacer frente al pago previsto de 36 millones de euros en diciembre y de los 71 millones de euros en enero de 2010 correspondientes a Auna. Sin embargo, advirtió que la operadora se enfrenta al vencimiento en junio de 2010 de deuda por 144 millones de euros que considera podría no cumplir.