La agencia de calificación Fitch Ratings considera que España, Francia y Reino Unido son los tres países entre aquellos que cuentan con la máxima nota crediticia ('AAA') en los que el ajuste fiscal reviste mayor urgencia, aunque la entidad mantiene en los tres casos la perspectiva 'estable' sobre su 'rating', lo que aleja a corto y medio plazo el riesgo de una rebaja del mismo.
De hecho, en el caso de España la calificadora de riesgos consideró "positivo" el programa de ajuste fiscal diseñado por el Gobierno, en contraste con el plan de austeridad presentado por Portugal, que en opinión del analista de Fitch Paul Rawkins representa un "motivo de preocupación" por su carácter gradual en un contexto de bajo crecimiento, por lo que la agencia mantuvo la perspectiva "negativa" sobre la deuda lusa, cuyo 'rating' actual es 'AA'.

Asismimo, en el transcurso de una conferencia celebrada en Londres, el máximo responsable de ratings soberanos de Fitch para Europa, Oriente Próximo y África, Brian Coulton, advirtió del deterioro experimentado por el perfil crediticio de Reino Unido, por lo que subrayó la necesidad de que el Gobierno británico lleve a cabo un plan de ajuste fiscal más ambicioso, aunque señaló que la situación de la deuda de Reino Unido se encuentra en un nivel tolerable dentro de la máxima nota.

Por otro lado, la calificadora de riesgos afirmó que las actuales notas de Irlanda y Grecia, situadas en 'AA-' con perspectiva "estable" y 'BBB+' con perspectiva "negativa" respectivamente, son "apropiadas".

Asimismo, el analista de Fitch Chris Pryce apuntó que en el caso de que la situación de Grecia se agravara y finalmente necesitara ayuda exterior, la mejor solución para el país sería recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI).

A este respecto, Brian Coulton no descartó la posibilidad de que llegara a producirse un impago de las obligaciones de deuda soberana en el seno de la zona euro, aunque el experto afirmó que esta hipótesis no implicaría la inevitable ruptura del bloque, que incluso podría servir de refugio.