El consorcio automovilístico estadounidense Chrysler y el grupo italiano Fiat se encuentran inmersos en negociaciones orientadas a definir los órganos administrativos y de dirección de la futura compañía surgida de una eventual alianza de ambas, según fuentes cercanas a la operación consultadas por 'Automotive News', que señalaron que la presidencia la futura compañía podría recaer sobre Sergio Marchionne. Estas conversaciones se enmarcan dentro del plazo establecido por el presidente del Gobierno de Estados Unidos, Barack Obama, a través del que estableció el próximo 1 de junio como fecha límite para que Chrysler cerrara una acuerdo con Fiat, a través del que la italiana tomaría el 35% del grupo estadounidense y éste se beneficiaría de las sinergias entre ambas.