El grupo automovilístico italiano Fiat tiene intención de recortar la actividad de las firmas Dodge y Chrysler, del consorcio Chrysler, en el que posee un 20% de las acciones, fuera del mercado norteamericano, mientras que prevé potenciar la presencia de Jeep en otros países, según informaron hoy fuentes cercanas a la operación.