Fiat  indicó el viernes en un comunicado que no se hará cargo de la deuda de Chrysler en el marco de la alianza propuesta por ambas compañías.  El jueves, el consejero delegado de Chrysler, Bob Nardelli, afirmó que la alianza con Fiat permitiría a Chrysler devolver el dinero más rápidamente a los contribuyentes estadounidenses, dado que Fiat iba a hacerse cargo de un 35% de la deuda contraída por Chrysler con el gobierno de Estados Unidos. Bajo los términos del acuerdo, Fiat se haría con una participación del 35% en Chrysler y le ofrecería su tecnología, señaló Nardelli.  Esta alianza otorgaría además a Chrysler y Fiat un presupuesto combinado para adquisiciones de 80.000 millones de dólares, agregó Nardelli.