Todavía no son claros los posibles efectos de una retirada de las medidas extraordinarias en la economía mundial, dijo el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez.
"Todavia no sabemos en qué medida la incipiente recuperación mundial cuenta con suficientes elementos de soporte autónomo que permitan comenzar a retirar los estimulos excepcionales sin incurrir en el peligro de que la actividad vuelva a recaer", expresó.

El también consejero del Banco Central Europeo dijo sin embargo, ante una comisión del senado, que retirar las medidas demasiado tarde conlleva un riesgo y las autoridades deben diseñar unas medidas de salida.

En sentido contrario, incidió en que el mantenimiento de una política expansiva que se prolongara excesivamente podría generar otros desequilibrios "difíciles de revertir y con implicaciones negativas para el crecimiento".

"Por el momento --consideró Fernández Ordóñez-- lo que sí resulta necesario es avanzar en el diseño de estrategias de retirada de esos estímulos, de modo que puedan ponerse en práctica cuando llegue el momento oportuno".

Respecto a la posibilidad de que la recuperación en diversos países europeos pueda decidir al Banco Central Europeo (BCE) a subir los tipos de interés mientras España aún no ha salido de la recesión, el gobernador dijo que según los mercados, el precio del dinero no subirá hasta mediados de 2010.

En su calidad de miembro del consejo de gobierno del instituto emisor, Fernández Ordóñez argumentó además que aunque los tipos de interés subieran, significaría que la recuperación es muy intensa y hay peligro de inflación, lo que sería positivo para España.

"La mejor noticia para España es que vayan bien Alemania, Francia e Inglaterra, porque al final, vivimos de ellos", dijo, en alusión a las exportaciones y el turismo. "Lo que hay que celebrar es que estos países vayan bien", dijo.

Fernández Ordóñez adelantó que el instituto emisor europeo no está planeando subir los tipos de interés en la actualidad, por considerar que el nivel del 1% desde el pasado mes de mayo "resulta apropiado", tal y como sostuvo el organismo a principios de mes.

"Eso se lo pueden volver a preguntar dentro de unas horas al señor Jean Claude Trichet que está en un foro, y que les dirá lo mismo que les he dicho yo", bromeó Fernández Ordóñez a su salida de la Comisión de Presupuestos, en alusión a la visita a España del presidente del BCE.