El Banco Central Europeo anunció el viernes su primer paso activo para retirar las medidas extraordinarias de estímulo que puso en marcha para apoyar al sector financiero debido a la crisis global.  El BCE dijo en un comunicado que endurecerá los requisitos según los cuales acepta ciertos valores respaldados por activos --ABS en inglés-- como garantía en sus ofertas de refinanciación.
Los ABS emitidos con posterioridad al 1 de marzo de 2010 necesitarán una calificación de riesgo de dos agencias para poder ser empleados. Además, el BCE dijo que empleará la peor de las dos calificaciones para determinar si los valores pueden ser utilizados como garantía.

Dijo también que, a partir del 1 de marzo de 2011, aplicará esa misma regla para cualquier tipo de título que se quiera utilizar como garantía, con independencia de su fecha de emisión.

Además...ve la inflación controlada

Además el consejero del Banco Central Europeo, Vitor Constancio dijo el viernes que actualmente los indicadores apuntan a que la inflación estará bastante bajo control en un horizonte de 18 a 24 meses. "Para el horizonte operacional de política monetaria, que es de 18 a 24 meses, en este momento la situación económica general y todas las estimaciones indican que la inflación está bajo control", dijo Constancio a la prensa.

Constancio dijo que el BCE no tiene prejuicios respecto a las tasas de interés, que actualmente están en un mínimo histórico del 1%. El banco central se reunirá el próximo 3 de diciembre para decidir sobre el rumbo de la política monetaria.

"(Las futuras tasas de interés) dependen exclusivamente de la información que tenemos sobre la evolución de la economía y la evolución de la inflación", comentó. Constancio dijo que la recuperación económica de Europa será lenta y llamó a los gobiernos a presentar planes creíbles para reducir sus niveles de deuda. "Esto es importante para los mercados financieros y, como consecuencia, para el costo de la deuda pública de los países", acotó.