La volatilidad volvió a ser la que dirigió la batuta de la renta variable española, aunque hoy el Ibex 35 le ganó la partida y terminó la sesión en positivo. Repuntó un 0,54% hasta los 11.881 puntos aunque cierra el mes de julio con una pérdida del 1,3% mensual. Los datos macroeconómicos no apuntan a que el panorama va a mejorar en el medio plazo –el IPC armonizado alcanzó el 5,3% en julio y el euríbor marcó un nuevo máximo histórico-. Otro día más los inversores, calculadora en mano, estudiaron atención las cuentas de numerosas compañías, entre ellas dos de los pesos pesados Telefónica y Repsol YPF que por cierto tuvieron un comportamiento dispar. Entre los grandes, quien mejor lo hizo fue Iberdrola al calor de los movimientos corporativos entorno a Unión Fenosa. Signo dispar en el resto de plazas europeas mientras en el mercado de materias primas el petróleo, a la baja, cotizó en los 124 dólares. Además el euro cerró también a la baja y se cambió por 1,56 dólares.
En positivo, así terminó el Ibex 35 la sesión no sin esfuerzo después de vivir una jornada en la que la volatilidad acechó sin tregua a la renta variable española. El selectivo español repuntó un 0,54% hasta los 11.881 puntos desde los que arrancará mañana y eso a pesar de contar con unos datos macroeconómicos que no dan mucha opción a la alegría. La inflación armonizada interanual alcanzó en julio otro máximo histórico como consecuencia, principalmente, del alza de crudo, y subió dos décimas hasta el 5,3%, la tasa más alta desde enero de 1997 cuando comenzó a elaborarse la serie histórica. El encarecimiento del petróleo y de algunas materias primas en los mercados internacionales se mantienen como las principales causas del imparable ascenso de la tasa de inflación. Por otra parte, el BBVA calcula que la economía española crecerá este año el 1,5% y agudizará su desaceleración en 2009, hasta crecer sólo el 0,5%, en un entorno más adverso en el que se "retroalimentan" la crisis financiera, el encarecimiento del crudo y la caída inmobiliaria. En la parte alta de la tabla, Unión Fenosa que tras volver a cotizar –ayer la CNMV suspendió a la eléctrica junto con Gas Natural y ACS- se convirtió en la reina la fiesta al repuntar un 8,41%. La gasista se lleva el gato al agua y finalmente compra la participación del 45% que ACS tiene en Unión Fenosa, lo que le llevará según la ley de OPAS establecida a comprar el 100% de la compañía. Gas Natural espera concluir el proceso en los próximos ocho meses mientras el grupo ACS obtendrá unas plusvalías netas de 2.729 millones de euros y disminuirá su endeudamiento neto en un 72%, una vez completada la venta por la que ingresará 7.592 millones que destinará íntegramente a reducir deuda. Precisamente la compañía presidida por Florentino Pérez fue hoy el segundo mejor valor de la sesión al ganar un 4,38%. Y como suele ocurrir en estos casos, el comprador salió mal parado este jueves. Gas Natural vio como sus títulos recortaron un 5,06% y se situó como segundo peor valor del día. En el sector, especial atención a Iberdrola que se ve beneficiada por los movimientos corporativos y gana un 2,94%. En el sector, Endesa se dejó un 1,75% tras anunciar que adquiere el 20% de los activos de generación de la empresa eléctrica irlandesa estatal Electricity Supply Board (ESB). Con esta adquisición, anunciada en un comunicado, Endesa gestionará alrededor del 16% de la capacidad total instalada en Irlanda, 1.068 megavatios, que se producen en 4 centrales térmicas convencionales. Enagás por su parte cedió un 1,83% y REE retrocedió un 1,05%. Entre el resto de blue chips, Santander y Telefónica se suben al carro de las ganancias. El banco se revalorizó un 0,73% -hay que recordar que mañana pagará un dividendo de 0,135 euros- mientras que la operadora avanzó un 0,42%, después de su presentación de resultados. Telefónica ganó 3.593 millones de euros en el primer semestre del año, el 6,2% menos que en el mismo periodo de 2007, unas cifras que aún siendo menores que las anteriores superaron las expectativas de los analistas. Las matildes terminaron vestidas de verde pero no así los títulos de Repsol YPF que hoy cedió un 0,46% también después de hacer públicas sus cuentas. La petrolera registró un beneficio neto de 2.117 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 24,1% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. La compañía explicó que estos resultados semestrales tuvieron lugar en un entorno caracterizado por los altos precios del crudo, el descenso en los márgenes internacionales de refino y la debilidad del dólar frente al euro. Hoy BBVA tampoco pudo terminar en el lado de las ganancias, sus títulos retrocedieron un 0,59% y mala papeleta también para la banca mediana después de conocerse que los cuatro principales bancos medianos, (Banesto, Banco Sabadell, Bankinter y Banco Pastor) obtuvieron un beneficio neto conjunto de 1.134 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que supone un descenso del 2,6% respecto a los 1.166 millones que ganaron en el mismo periodo del año anterior. Banesto –que mañana pagará un dividendo de 0,132 euros por acción- y Sabadell terminaron planos en los 9,72 y 5,24 euros respectivamente. Bankinter cedió un 0,81% y Banco Pastor –que cotiza en el mercado continuo- retrocedió un 7,89%. La entidad logró un beneficio neto atribuido de 124,38 millones de euros entre enero y junio de 2008, el 18,2% más que en el mismo periodo de 2007, debido al dinamismo de su actividad ordinaria. Sin embargo su morosidad se triplicó en sólo doce meses. Gráfico Ibex 35