FCC se ha adjudicado en Reino Unido un contrato de recogida de residuos urbanos domésticos y su posterior tratamiento para obtener energía eléctrica por un importe de 21 millones de libras (23,47 millones de euros).
A través de su filial británica Waste Recycling Group (WRG), el grupo gestionará durante un periodo de siete años las aproximadamente 35.000 toneladas de residuos que anualmente genera el condado de Thurrock, según datos del grupo que recoge Europa Press.

En concreto, WRG se encargará de recoger las basuras domésticas de este condado del Sureste de Inglaterra y trasladarlos, una parte a vertederos y otra a una planta de tratamiento y gestión de residuos para generar energía de WRG.

En un principio, el reparto entre ambos destinos será al 50%, pero al final del periodo del contrato, el 90% de los residuos deberán ser utilizados en generar energía.

Con este contrato, el condado de Thurrock pretende reducir el porcentaje de residuos que se destinan a vertedero, mientras que, de su lado, WRG incrementará su negocio de generación de electricidad a partir de gestión de residuos.