Global Vía Infraestructuras, la sociedad conjunta de Fomento de Construcciones y Contratas y Caja Madrid, se ha adjudicado la concesión de la autopista mexicana que une Nuevo Nexaca con Tihuatlán. La inversión superará los 400 millones de euros y las obras empezarán en abril de 2008.