FCC busca socios para su nueva división de energías renovables, constituida el pasado año y que ya ha ejecutado una inversión de 900 millones de euros. La compañía ha abierto esta nueva división a fondos de infraestructuras "que compartan" con la empresa "las futuras inversiones y los negocios en energía renovables", explicó el director general de Finanzas, Víctor Pastor.
FCC Energía cuenta ya con activos eólicos y fotovoltaicos que aportaron una facturación de 39,7 millones de euros en el primer semestre del año.

Tras las referidas inversiones realizadas en su primer año, el grupo anunció recientemente su intención de entrar también en el negocio termosolar, con la construcción de dos plantas, ubicadas en Córdoba y Alicante, que suman 100 megavatios (MW) de potencia y una inversión de hasta 600 millones de euros.

Otro de los proyectos de FCC Energía es la constitución de una sociedad que se encargará del desarrollo de proyectos y planes de eficiencia energética para terceros, para la que el grupo no descarta la compra de una sociedad del sector.

En paralelo, FCC está pendiente del eventual desarrollo de una decena de proyectos de generación de energía a partir de residuos repartidos en España, Reino Unido y Europa del Este.

INVERSION NEGOCIO DE AGUA

Durante la presentación a analistas de los resultados de la primera mitad del año, el directivo de FCC confirmó que el grupo está actualmente estudiando su eventual entrada en el capital de Eyath, segunda mayor empresa griega de aguas.

El director financiero del grupo indicó que la operación, que supondría tomar un 23% de su accionariado, "se está estudiando, al igual que se estudian otras oportunidades de negocio". No obstante, advirtió que la operación, que se ejecutaría a través de su filial de agua Aqualia, está en una fase "muy preliminar".

La operación remitiría reforzar la internacionalización de Aqualia que en el ámbito internacional ya está presente en Portugal, Argelia, Italia, República Checa, México o China, entre otros países.