La compañía española de construcción y energía Acciona dijo el martes que su beneficio neto creció un 343% en el primer semestre, impulsado por las plusvalías de la venta de su participación en la eléctrica Endesa. Sin embargo, los ingresos y el resultado operativo cayeron fuertemente afectados por la recesión económica.
El beneficio neto ascendió a 1.198 millones de euros frente a los 270,3 millones de euros del mismo período del año anterior. Acciona, una constructora que ha dado un giro a su negocio para centrase en las energías renovables, completó la venta de su 25% de participación en Endesa a la italiana Enel  el pasado junio.

Excluyendo los ingresos derivados de Endesa, el beneficio de Acciona habría caído un 46% interanual hasta los 68 millones de euros.

El resultado antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones, o Ebitda, bajó un 18% hasta 393 millones de euros por la caída de los precios de la electricidad en España y al parón del sector de la construcción por el desplome de la demanda. Los ingresos cayeron hasta los 2.931 millones de euros frente a los 3.319 millones de euros un año antes.

El grupo atribuye estos descensos al efecto del descenso del precio de la electricidad en su negocio de energías renovables, al "deterioro" de la actividad inmobiliaria y al comportamiento del sector logístico.

La salida del capital de la eléctrica también permitió al grupo que preside José Manuel Entrecanales reducir a más de la mitad (-59%) su deuda neta, que cerró junio en 7.353 millones, frente a los 17.897 millones de un año antes.

No obstante, la deuda es un 46% superior a la de unos 5.000 millones que presentaba a cierre de 2008 (excluyendo la asociada a Endesa) como consecuencia de la reciente compra a la eléctrica de activos de energía renovable.

AREAS DE NEGOCIO

Por áreas de negocio, la de energías renovables es la que más aportó al beneficio bruto de explotación (Ebitda), el 61% del total, y se mantiene como segunda fuente de ingresos de la compañía, pese a que su facturación se redujo un 36,3%, hasta los 522 millones, por el descenso en el precio medio del 'pool' y la menor actividad del negocio industrial eólico y fotovoltaico.

De su lado, la división de construcción, primera fuente de ingresos de Acciona, facturó 1.692 millones, un 1,7% más. La compañía cerró la primera mitad del año con una cartera de obra de 7.181 millones de euros, un 5,4% inferior respecto a un año antes. El negocio inmobiliario, por su parte, redujo un 27% su facturación, hasta 104 millones..

Por su parte, la división de servicios logísticos y de transporte ingresó 369 millones, un 13,1% menos, en tanto que la de servicios urbanos y medioambientales, generó 336 millones, lo que supone una caída del 5,1%.