Desde mediados de 2014 el maíz se mueve en un rango lateral, con parte alta en 450 dólares y baja en la zona de 300 dólares, mientras que el aspecto técnico del trigo no difiere mucho del que tiene el maíz.

Maíz: tónica lateral de medio plazo

Desde mediados de 2014 el maíz se mueve en un rango lateral, con parte alta en 450$ y baja en la zona de 300$. Nótese que la zona baja se corresponde con un importantísimo nivel en el largo plazo, soporte de todos los movimientos bajistas desde el año 2007:

A corto plazo se puede apreciar cómo ha perdido la tendencia alcista desde los mínimos de mediados de 2016, lo que invita a pensar en mejores precios en los próximos meses.

Las estimaciones de los contribuyentes de Bloomberg para el maíz hasta 2020 sugieren una continuación de la tónica lateral iniciada a mediados de 2014, con precios estimados que no superan la zona de 400 dólares:

La correlación entre los inventarios de maíz y el precio es elevada. Fuertes caídas de inventarios se correlacionan con subidas del precio del maíz:

En el gráfico superior se aprecia que los inventarios de maíz se encuentran en niveles de máximos de los últimos 50 años, desde donde otras ocasiones han sufrido importantes caídas.

No obstante lo anterior, como veremos en el gráfico a continuación, las estimaciones de inventarios mundiales de cara al próximo año por parte del Departamento de agricultura americano no esperan aún fuertes caídas, rondando aún la zona de 200 (0.200 M del gráfico anterior):

En base a todo lo anterior y a su aspecto gráfico, ante una previsión moderada de precios de cara a los próximos años junto con una situación esperada de inventarios sin muchos cambios, optaríamos por esperar a tomar posiciones lo más cercanos a soportes, en este caso en la zona 300-340 dólares.

Trigo: tónica lateral de medio plazo

El aspecto técnico del trigo no difiere mucho del que tiene el maíz. Este cereal presenta desde el año 2004 una referencia muy importante entre 400 y 430 dólares:

Las estimaciones hasta 2020 de los contribuidores de Bloomberg no presenta una tónica alcista, viéndose precios que apenas superan los 500 dólares:

Abajo mostramos la correlación inversa entre los inventarios de trigo y el precio de este cereal. Nótese cómo en 2015 los inventarios rompían niveles de máximos de años anteriores. Si queremos que el trigo inicie un movimiento alcista importante está claro que los inventarios tendrían que sufrir una caída significante:

Y de nuevo mírese cómo las estimaciones de los inventarios mundiales de trigo del Departamento de agricultura de los Estados Unidos son incluso ascendentes hacia 2019:

En conclusión, más allá de aprovechar algunos niveles para tomar posiciones de trading, a día de hoy no se aprecian datos que sugieran el nacimiento de tendencias alcistas sostenidas en el medio plazo, ni para el maíz ni para el trigo.