Entre todos los patrocinadores me centraré en lo que posiblemente tenga más visibilidad. El balón y los jugadores; estos últimos su vestimenta deportiva. Es un hecho que en estos eventos deportivos – mundiales, olimpiadas, euro-copas,… - las ventas de prendas deportivas se ven fuertemente incrementadas; para ser más concretos, los analistas estiman que este evento incrementa una media 3% las ventas y un 6% el EBIT (earnings before interest and taxes) de las compañías que venden prendas deportivas relacionadas con el fútbol. En el argot bursátil se llama “momentum”.
Las apuestas ya se han ido fraguando a lo largo de los últimos meses, pero queda la traca final según la selección que vaya superando las respectivas fases hasta llegar a la final. A grosso modo y para ser más explícito no hablo de una apuesta de España vs. Brasil o Alemania vs. Holanda, hablo de Adidas vs. Nike. En este mundial hay una marca que ha apostado fuertemente por este evento único patrocinando todo lo habido y por haber: hablo de ADIDAS. Ha duplicado el número de patrocinados, pasando de patrocinar a seis selecciones en el último mundial a patrocinar doce. Y no hablamos de selecciones de segundo rango; hablamos de selecciones muy bien rankeadas según la FIFA a fecha de 28 de abril. España (2 – ranking FIFA), Alemania (6), Argentina (7), Francia (10), Grecia (12), México (17), Nigeria (20), y así hasta doce incluyendo el anfitrión. Su mayor competencia es Nike que patrocina a Brasil (1), Portugal (3), Holanda (4) … , y así hasta nueve selecciones incluyendo Inglaterra (8) que lo patrocina Umbro, que pertenece al grupo Nike.

Estas prendas deportivas tienen ciertas ventajas: unos márgenes considerables (poder de precio), en los países desarrollados se tiende a comprar la camiseta oficial, descartando imitaciones y cada vez que una selección pasa a la siguiente fase varias decenas de miles de elásticas son vendidas ya no sólo en el país de la selección ganadora, sino en el resto del mundo. Se estima que este mundial marcará un nuevo record de ventas: unos 1300 millones € sólo en temas relacionados con el fútbol.

Si nos centramos en Adidas hay otra serie de factores que apoyan el valor. Los resultados del primer trimestre por encima de las expectativas del consenso de analista. El incremento de perspectivas de la compañía de cara a este año. Indicios de mejora en Reebok (comprada por Adidas en 2005). El incremento del gasto del consumidor en EE.UU. y así las ventas de Adidas (+14%) que desde el primer trimestre de 2007 no se apreciaba este hecho y recordemos que EE.UU. representa el 21.8% de las ventas del grupo, a este hecho hay que añadirle la fortaleza del $ vs el €. Europa y, a pesar del sur de Europa y de Francia, también mejoraron sus ventas (+4%); en especial Alemania y Reino Unido. Los mercados emergentes y en especial India y Vietnam, así como todo Latinoamérica, también siguen una línea ascendente de ventas y crecimiento.

En su contra Brasil e Inglaterra patrocinados por Nike, la fortaleza del $ dado que el 80% de los costes están referenciados a esta moneda, aunque del mismo el 60% está cubierto a 1.38 a 2011, la debilidad en ventas en China, y unos ratios algo ajustados que llevan a que el consenso de analistas y a doce meses vista estimen tan sólo un potencial del 6.8% (46.28€). Recordemos que este valor ya ha repuntado un 15% este año.  La jabalina (balón del mundial – Adidas) tiene que entrar a favor de sus patrocinados para la traca final.