Seis ex directivos de Japan Arlines (JAL) han acordado devolver una parte de su pensión de jubilación como medida encaminada a que la aerolínea reciba ayuda gubernamental para salir de la crisis. "Creo que contamos con su aceptación", dijo en Tokio el actual presidente de JAL, Haruka Nishimatsu, en declaraciones a los periodistas.