Estamos ante uno de los valores más fáciles de trabajar desde el punto de vista técnico gracias a unos niveles de control muy claros y definidos en los 7,65 euros por la parte superior y los 6,12 euros por la parte inferior y su pivote en zona 6,88 euros.

En la última parte del año pasado, tuvimos problemas para ver al BBVA romper al alza la zona de los 6,12 euros. De hecho, tuvimos que esperar a que llegase el mes de marzo para ver rota dicha resistencia. Desde entonces, esa zona se ha convertido en un soporte, ya testeado un año después con una efectividad prodigiosa que le llevó a reaccionar hasta la entonces resistencia de los 6,88 euros que ha devuelto los precios de nuevo a dicho soporte.

Por lo tanto, ahora va a ser muy importante ver qué es lo que ocurre de nuevo con dicho soporte. Desde el punto de vista técnico no hay ninguna duda de que estamos ante un nivel muy fuerte de soporte. Sin embargo, la presión bajista a la que se está sometiendo al mercado por factores derivados de la política tanto en Italia como en España, hace que tengamos que esperar pacientemente a ver la efectividad o fracaso de este importante nivel de soporte.

Por un lado, si veo una reacción alcista que lleva a la acción del BBVAa colocarse por encima de los 6,28 euros, daré por buena la reacción y buscaré el lado largo con stop de pérdidas inicial en los 6,05 euros y objetivo en los 6,88 euros. Sin embargo, la pérdida de los 6,03 euros me hará buscar el lado corto de la acción con stop de pérdidas inicial ceñido en los 6,26 euros y objetivo de ver una continuidad correctiva hasta los 5,64 euros y en caso de pérdida hasta los 5,32 euros.