Son muchos los analistas fundamentales los que apuestan por el sector bancario global en un entorno de normalización monetaria en la que, antes o después, se van a producir subidas de tipos de interés. Algo que  ya es evidente en Estados Unidos, pero que se retrasará en Europa, al menos hasta mediados del año que viene. Si nada cambia, claro está, y eso no es algo que pueda anticiparse. Pero, ¿cómo está la banca desde un punto de vista técnico?

Los analistas lo tienen claro. La banca mundial tiene hambre de márgenes. Tras casi una década de tipos cero en la que las entidades han tenido que hacer acopio de capital, dedicarse al negocio bancario tradicional no ha sido nada rentable.  Pero ahora, con el aumento de los tipos de interés podría cambiar el panorama para la industria que a partir de ahora se podrían enfrentar a una mejora de sus márgenes.

Paul Gurzal, gestor de La Française AM, explicaba recientemente que “si hay un sector al que le va a beneficiar el cambio de sesgo de los bancos centrales y la normalización de la política monetaria, ese no es otro que a la industria financiera. Tras casi una década de contracción de márgenes, la subida de los tipos de interés va a suponer un auténtico revulsivo para la industria”.

Los analistas de Goldman Sachs, de hecho, consideran que la banca española será una de las más beneficiadas por su marcado sesgo minorista y por el alto porcentaje de créditos a tipo variable en su balance.

El experto de la gestora francesa señala que hay otras razones, como un probable aumento de la demanda de crédito, la relajación de la regulación o una mayor concentración entre las entidades crediticias europeas. Pero, ¿cómo está el sector en estos momentos? Desde un punto fundamental, Gurzal señalan que “la valoración de las acciones bancarias sigue siendo atractiva, de 0,95 veces el activo neto”.  

Desde un punto de vista técnico el analista independiente Antonio Espín no es muy positivo con la banca española.  Aunque no todas las entidades financieras se encuentran en la misma forma.

El experto asegura en su última entrevista semanal que Santander reacciona bastante bien en el soporte de 5,42 euros. Estamos pendientes de que se aproxime a 6 euros. Poco que aportar.  Pero es que a principios del año pasado estaba ya en este rango”.

 

Banco Santander

 

En cuanto a BBVA el analista destaca que su aspecto es parecido al de la entidad que preside Ana Patricia Botín. Sin embargo, asegura que su reacción es bastante más tímida. “Está alrededor de 7 euros y en principio debería reaccionar a corto plazo. Si lo vemos por debajo de 6,90 sería una señal bastante negativa”.

A Bankia lo ve alcista en el corto plazo ya que ha observado que “reacciona en el soporte de 3,80 bastante bien”.

Pero si hay un banco que destaca es Bankinter. Espín afirma que “es el único banco medianamente recomendable en España. Se está formando otra figura de continuación de tendencia. Si vemos que el sector bancario respira, Bankinter probablemente lo hará mejor. Es un valor mucho más fuerte que BBVA y Santander”.

Indicadores Premium

De hecho, los Indicadores Premium otorgan diez puntos a Bankinter. Esto implica que tiene un aspecto técnico sin mácula.

 

Bankinter

 

El siguiente banco con mayor puntuación de acuerdo con estos indicadores es Santander, con ocho de los diez puntos posibles en positivo. Eso sí, la tendencia a medio plazo sigue siendo bajista.  La entidad que preside Ana Patricia Botín es, de hecho, la que más sube en la bolsa española en el último año.

 

Santander y demás

 

El resto de los grandes bancos españoles, salvo BBVA, rondan entre 7 y 7,5 puntos, de acuerdo con estos indicadores.

El peor, sin duda, es BBVA que se encuentra en fase de rebote con solo tres de los diez puntos posibles en positivo, tal y como puede observarse en el siguiente gráfico.

 

BBVA