Del lado republicano, el gran favorito es el senador por Arizona, John McCain, quien llega a este 'supermartes' fortalecido con sus victorias en New Hampshire (noreste), y los sureños Carolina del Sur y Florida, y con un único adversario de peso, el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney.El nombre del próximo presidente de Estados Unidos debería surgir, entonces, de entre estos cuatro favoritos: los demócratas Clinton y Obama, y los republicanos McCain y Romney. La senadora por Nueva York aspira a ser la primera mujer presidenta del país, mientras que su colega de Illinois quiere por su lado bautizarse como el primer negro en dirigir la Casa Blanca.Por su parte y con 72 años, McCain sería el jefe de Estado más anciano en entrar en funciones, cuando en enero de 2009 se concrete el traspaso de mando. En el caso de Romney, se trataría del primer presidente estadounidense mormón.El 'supermartes' dará inicio con la apertura de las primeras mesas en el Estado de Nueva York (noreste) a las 11H00 GMT, y comenzará a definirse cuando cierren las últimas, a las 04H00 GMT del miércoles en California (oeste).Los últimos sondeos prevén una reñida competencia entre Clinton y Obama, particularmente en California, un estado clave dado que otorga el mayor número de delegados a la convención demócrata, prevista para fines de agosto en Denver (Colorado, oeste), de la cual surgirá el candidato presidencial.Para ganar la nominación del partido, los aspirantes necesitan el apoyo de al menos 2.025 de los 4.049 delegados (de los cuales 796 'superdelegados' libres de elegir al candidato de su preferencia) que irán a la convención.Y de las primarias del 'supermartes' surgirán los nombres de 2.084 delegados, de los cuales 392 serán 'superdelegados'.No obstante, la definición de un gran favorito este martes es incierta en el campo demócrata, debido a su complejo sistema de adjudicación de delegados. La cantidad de representantes de cada precandidato en la convención del partido se define según los respectivos resultados en las circunscripciones electorales, pero también a nivel estatal.Clinton confía en adjudicarse el estado del que es senadora, Nueva York, pero también aspira a ganar en el vecino Nueva Jersey, en California y en Arkansas (sur), donde supo ser primera dama cuando su esposo, Bill Clinton, era gobernador.Obama por su parte apunta al estado que lo eligió senador, Illinois (centro-este), pero también a Georgia (sureste) y a varios estados donde las primarias serán celebradas en caucus o asambleas de electores, como Minesota (norte).Del lado republicano, McCain parece llevar las de ganar y los sondeos lo colocan al frente en California, Nueva York y Nueva Jersey. Pero mientras Romney apunta a estados de menor peso, el veterano héroe de Vietnam se enfrenta también al ex pastor bautista Mike Huckabee -con aspiraciones en el sur religioso- y al representante de Texas Ron Paul, aún en carrera.Para ganar la candidatura republicana, se necesita el apoyo de 1.191 de los 2.380 delegados (incluidos 576 'superdelegados') esperados en la convención. En el 'supermartes' se definirán los nombres de 1.081 representantes (de ellos 133 'superdelegados').Si este martes no surge ningún claro favorito -en cualquiera de los bandos-, habrá que esperar a las siguientes citas partidarias, de las cuales las más importantes están fijadas para el 9 y 12 de febrero, y el 4 de marzo.