España ha establecido la recuperación económica y la creación de empleo como una de sus prioridades de la presidencia española de la Unión Europea (UE) en el primer semestre de 2010, ha anunciado hoy el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos. En una comparecencia ante la Comisión Mixta para la UE que componen diputados y senadores, Moratinos señaló que la segunda y tercera gran prioridad del Ejecutivo será el impulso de Europa como actor global y la puesta en marcha de las novedades que contempla el Tratado de Lisboa, en caso de que para entonces haya entrado en vigor. Junto a estos tres objetivos, dos principios inspirarán todas las actuaciones: el desarrollo de la innovación (tecnológica, económica, institucional y política) y la defensa de la igualdad, también en materia de género.