El índice de gerentes de compra del sector manufacturero (PMI) se ha situado en mayo en 43,26 puntos frente a los 42,5 del mes anterior, pero siguió alejado del umbral de los 50 puntos que separa el crecimiento de la contracción en el sector. El índice mostró un deterioro de las condiciones de los factores de precios, de las expectativas de negocio y del empleo. Las empresas consultadas también se mostraron pesimistas sobre las perspectivas para el sector en los próximos 12 meses. "Las presiones de costes y la menor demanda pueden llevar a las empresas a la conclusión de que las condiciones pueden empeorarse en el próximo año", señala Nathan Carrol, economista jefe de NTC Research