Desde el punto de vista técnico es preciso que veamos una ruptura clara de los 7.200 puntos con un filtro de 50-60 puntos para que asistamos a un nuevo tramo alcista que podría llevar al Ibex en el corto plazo hasta los 7.500 puntos.
Como principal zona de resistencia hay que estar atentos a esos 7.200 puntos. "Desde mi punto de vista la probabilidad de un ascenso hasta los 7.500 puntos es alta", reconoce Miguel Méndez, de Big Deal Capital.  Como nivel de soporte habría que vigilar el nivel de los 6.950 puntos que constituía una antigua resistencia ahora convertida en soporte.



Mientras el Ibex se mantenga por encima de ese nivel en el corto plazo seguimos pensando que hay recorrido hasta los 7.500 puntos. Si lo perdiese podrían tener lugar descensos adicionales. Seguimos apostando por posiciones largas para el medio plazo en España una vez despejada la incognita de compra de deuda por parte del BCE con el beneplácito de Alemania.

Siga viendo el análisis completo, pinchando aquí