Las ventas de la firma sueca subieron un 5% y alcanzaron los 44.200 millones (4.743 millones de euros) por el buen comportamiento del mercado norteamericano, con un crecimiento del 39%, y a pesar del mal resultado en Europa, con un descenso del 7%.El
"cash-flow" (flujo de caja) de actividades operativas ascendió a 4.700 millones (504 millones de euros), un 3% más. "Nuestros negocios funcionaron bien en este trimestre, teniendo en cuenta la situación del mercado y la bajada del dólar. Consideramos prudente prever que el mercado para infraestructura de móviles no crecerá en 2008", señaló en un comunicado el presidente y director ejecutivo de la firma, Carl-Henric Svanberg.Svanberg añadió que
los planes de reducción de gastos iban según lo previsto y que en este trimestre se habían efectuado recortes por 800 millones de coronas (86 millones de euros), del total de 4.000 (429 millones de euros) fijados para 2009.