La compañía alemana de servicios y suministro de energía E.on subió en el primer semestre el beneficio neto hasta 3.300 millones de euros (4.917 millones de dólares), un 8 por ciento más que en el mismo periodo de 2007. Según informa la empresa germana, "los resultados de la primera mitad del año reflejan el aumento de la competencia en los mercados europeos de electricidad y gas, así como los elevados precios de la energía y de las materias primas". El beneficio antes de intereses e impuestos (Ebit) mejoró en los seis primeros meses del año hasta 5.800 millones de euros (8.642 millones de dólares), un 6 por ciento por encima del primer semestre del pasado año.
El volumen de negocios mejoró entre enero y junio un 16 por ciento, hasta 41.200 millones de euros (61.388 millones de dólares), en comparación con los seis primeros meses del año pasado. Para el conjunto del año 2008, E.on prevé superar el Ebit logrado el pasado ejercicio económico entre un 5 y un 10 por ciento e incrementar la ganancia neta de una forma moderada. En la Bolsa de Fráncfort, las acciones de E.on subían un 0,7 por ciento, hasta 38,78 euros, hacia las 09.50 GMT tras la presentación de los resultados del primer semestre.