E.ON podría anunciar el despido de 1.500 trabajadores de sus suministradores regionales de energía eléctrica en Alemania, debido a que los cambios de regulación habrían generado pérdidas en su red. Lo ha confirmado el miembro del consejo de administración Christoph Daenzer-Vanotti a Die Welt, quien ha señalado que los ingresos de la compañía en la red de electricidad se han visto reducidos en un 14 por ciento por el regulador en el último año. Daenzer-Vanotti ha señalado que E.ON ha perdido 600 millones de euros debido a los cambios y prevé muchas más pérdidas de ingresos cuando un nuevo sistema regulatorio basado en incentivos se implante en 2009.