El presidente de Enel, Pietro Gnudi, aseguró ayer que no cree que haya ninguna "necesidad" por parte de Endesa de iniciar acciones legales contra la OPA conjunta que pretende llevar a cabo junto con la constructora española Acciona sobre la eléctrica española.
Gnudi, que hizo estas declaraciones en respuesta a las preguntas de los periodistas, señaló que no se trata de una "OPA hostil", sino de una "operación italo-española" que tiene como objetivo "desarrollar Endesa y prestar un servicio a España". Por otro lado, precisó que el acuerdo sobre el futuro de Endesa Italia se podría cerrar este viernes como muy tarde, al tiempo que insistió en que es "difícil" que esta parte acabe en manos de Enel por razones de "competencia".