El consejo de administración de Enel autorizó en su reunión de ayer la exclusión de las acciones de la compañía de la Bolsa de Nueva York, así como la expiración del registro de sus acciones ordinarias y de las ADS (American Depository Share) en este parqué, anunció la compañía en un comunicado. La medida conlleva la desvinculación de la empresa con el regulador estadounidense (SEC, Securities and Exchange Commission) y con ello el fin de su obligación de informar a este organismo acerca de sus actividades. El grupo presidido por Piero Gnudi atribuye la decisión al escaso volumen de cotización de sus acciones, a los costes generados por la misma y a las obligaciones administrativas asociadas a su registro en la SEC. Si se cumplen los plazos previstos, la exclusión adoptará forma legal el 20 de diciembre; luego se iniciará un plazo de transición de 90 días tras el cual se hará efectiva la decisión.