Endesa invirtió 70.000 euros para la reforma tecnológica de parte de la red eléctrica de media tensión de la comarca del Segrià.  Concretamente, renovó dos líneas de 25 kilovoltios que se alimentan desde las subestaciones de Magraners --ubicada en la ciudad de Lleida-- y de Albatàrrec, y sustituyó un total de 340 metros de cable aéreo por los mismos metros de red subterránea a la salida de la instalación de Magraners. Las obras forman parte del plan de inversiones de Endesa en las comarcas de Lleida para la reforma tecnológica de las instalaciones eléctricas y de cara al refuerzo del servicio, informó la compañía en un comunicado.